«Anís – Un Poderoso Agente Antimicrobiano Que Combate El Mal Aliento»

Anís-un-poderoso-agente-antimicrobiano

El anís, es una planta en forma de estrella que tiene un sabor a regaliz. Es un miembro de la familia Apiaceae y es nativo de Eurasia. Esta hierba es un poderoso agente antimicrobiano que combate los hongos y puede ayudarlo a mejorar varios aspectos de su salud.

El anís es una vaina en forma de estrella.

El anís es una vaina de semillas en forma de estrella que se usa comúnmente para cocinar y hornear. Sus semillas están disponibles en forma entera o molidas en polvo. Puede dejar caer las semillas en forma de estrella en líquidos, caldos para estofar y crema para agregar un sabor delicioso. Alternativamente, muélelos en un molinillo de especias. Las semillas se pueden almacenar hasta por un año en un recipiente hermético.

El anís es una vaina de semillas en forma de estrella que crece en arbustos de hoja perenne en el suroeste de China. Tiene un sabor y aroma a regaliz. Se utiliza para cocinar y hornear, y en tisana y popurrí. Sin embargo, es importante usarlo con moderación.

El anís se usa comúnmente como especia en la cocina asiática. La vaina de la semilla en forma de estrella es comestible y tiene un sabor similar a la canela. Es un ingrediente común en las mezclas chinas de cinco especias y es uno de los principales ingredientes de la sopa de fideos vietnamita. También es un ingrediente importante en el medicamento Tamiflu que combate la influenza. Recientemente, los científicos descubrieron cómo fabricar ácido shikímico, el compuesto que le da al anís su sabor picante.

La vaina de la semilla en forma de estrella se recoge cuando está verde y se seca al sol. Contiene el mismo aceite, anetol, que la semilla de anís. Si bien las semillas de anís estrellado tienen sabores similares, en realidad no son la misma especie de planta. Sin embargo, sus apariencias y sabores son lo suficientemente similares como para que la mayoría de las personas los confundan.

La planta de anís estrellado es una planta resistente con pocas plagas. Sin embargo, no debe cultivarse bajo la luz solar directa, ya que chamuscará sus hojas y atrofiará su crecimiento. También necesita suficiente humedad, pero demasiada humedad puede causar moho.

Tiene un fuerte sabor a regaliz

El anís es una especia con un fuerte sabor a regaliz y se usa comúnmente en dulces con sabor a regaliz. Esta planta pertenece a la familia de las leguminosas y crece en regiones tropicales y subtropicales. La raíz de la planta contiene un 4% de glicirricina, que es 50 veces más dulce que el azúcar. Crece de tres a cinco años antes de ser cosechado, y su raíz pivotante puede alcanzar los cuatro pies de profundidad. Tanto el regaliz como el anís tienen un sabor dulce, pero difieren en su sabor y textura. El anís es ligeramente más dulce que el regaliz, mientras que el regaliz es ligeramente salado y amargo.

Cuando se usa para cocinar y hornear, el anís imparte un sabor dulce, amargo, casi mentolado. Su sabor a regaliz se puede potenciar tostando la semilla de anís entera y agregándola a la receta de galletas o biscotti. También puede agregar extracto de anís a los dulces caseros.

El anís a menudo se usa indistintamente con el regaliz, pero no están relacionados. De hecho, el regaliz negro, que tiene el mismo sabor que el anís, es en realidad una planta diferente. La planta que produce el regaliz se llama hinojo y está relacionada con el anís porque contiene el mismo compuesto, el anetol.

El regaliz se puede utilizar como hierba curativa para heridas, ya que reduce las bacterias en la herida. También puede ayudar a que la piel sane más rápidamente. El extracto de raíz de regaliz también se usa para tratar la dermatitis, una inflamación de la piel causada por una variedad de factores.

Varios botánicos tienen sabores de anís. El anís verde proviene de Pimpinella anisum, una planta herbácea anual originaria del Mediterráneo oriental. La planta pertenece a la familia Apiaceae, que incluye eneldo, perejil e hinojo. Las semillas de anís imparten un dulce sabor y aroma a regaliz.

Reduce el crecimiento de hongos y bacterias.

Los compuestos antimicrobianos del reino vegetal pueden ayudar a prevenir el desarrollo de bacterias y hongos resistentes a los antibióticos. Se ha demostrado que el aceite esencial de anís inhibe el crecimiento de Aspergillus niger, Candida albicans y Candida tropicalis. También es eficaz contra especies de dermatofitos, incluido Trichophyton rubrum.

Se ha descubierto que las propiedades antibacterianas del anís estrellado se derivan principalmente del anetol, una sustancia que se encuentra en la fruta seca. El anetol aislado es efectivo contra cepas de bacterias, hongos y levaduras. La actividad antimicrobiana del anís estrellado ha sido probada por varios estudios químicos.

Para reducir hongos y bacterias en el sistema digestivo, se puede agregar anís al agua caliente. Alternativamente, se puede tomar en forma de cápsula. La semilla se puede combinar con otras hierbas para ayudar a equilibrar los niveles de hongos en el cuerpo. El anís también puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre. A menudo se usa en una dieta para prevenir la candidiasis, una candidiasis común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Los suplementos que contienen semillas de anís también pueden ayudar a equilibrar la microbiota interna.

Hay dos tipos principales de anís. El aceite esencial de anís es más potente que los extractos líquidos, pero ambos son efectivos contra los hongos dañinos. El aceite esencial de anís contiene trans-anetol, que bloquea las enzimas responsables del crecimiento de bacterias y hongos. El anís también ha demostrado ser eficaz contra los ácaros adultos y los pulgones del algodón.

Inhibe el daño de la mucosa gástrica causado por la indometacina y los agentes necrosantes. También se ha demostrado que el anís retrasa el inicio de la actividad epiléptica en ratones. Este efecto antiepiléptico también ha sido confirmado por estudios histológicos. Además de sus efectos antimicrobianos y antibacterianos, es un remedio eficaz para las náuseas y los vómitos.

El Anís mejora varios aspectos de tu salud

El consumo de anís es una excelente manera de mejorar varios aspectos de tu salud. Sus componentes son antiinflamatorios y pueden ayudar a combatir afecciones inflamatorias crónicas, como las periodoncistas. Algunos estudios en animales sugieren que puede ser tan fuerte como el fármaco antiinflamatorio indometacina, pero se necesitan más estudios en humanos para demostrar su eficacia. También ayuda a combatir el mal aliento, que es causado por el exceso de bacterias en la boca. Se estima que alrededor del 50 al 60 por ciento de las personas en todo el mundo sufren de mal aliento. Tiene la capacidad de matar las bacterias que causan el mal aliento.

La adición de anís estrellado es una excelente manera de realzar el sabor de sus comidas sin agregar demasiadas calorías. Una cucharada de anís tiene solo 23 calorías, que es aproximadamente el uno por ciento de su asignación diaria de calorías. Además, contiene cuatro gramos de carbohidratos, un gramo de grasa y un gramo de proteína. Estos nutrientes son importantes para su salud en general, especialmente si consume mucha fibra.

Otro beneficio son sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Se sabe que estos ingredientes ayudan a prevenir una variedad de afecciones, incluidas las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. El anís estrellado es una parte importante de muchos platos asiáticos, y el sabor a regaliz de las semillas lo convierte en un complemento agradable para muchos platos.

También ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. Su contenido en anetol estimula las células pancreáticas que producen insulina. También mejora la circulación sanguínea al reducir la tensión en los vasos sanguíneos.

El Anís no está regulado por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU.

La FDA no ha regulado el anís, pero hay informes de reacciones adversas de la especia. La agencia está trabajando para proteger la salud pública y está explorando acciones adicionales. La FDA no ha identificado qué parte de la planta se usa para preparar tés, pero los informes indican que la flor de la planta de anís es tóxica. El fruto de la planta de anís estrellado se utiliza generalmente en forma deshidratada.

La FDA reconoce el anís como saborizante, pero no lo ha aprobado para uso médico. Sin embargo, todavía se considera seguro y se incluye en algunas mezclas patentadas diseñadas para aumentar el suministro de leche materna. Debido a su contenido de fitoestrógenos, se incluye en varios suplementos de leche materna y tés. También se encuentra en bebidas populares como el té con leche materna.

Existen numerosos riesgos asociados con el anís, incluido el potencial de causar efectos secundarios o interactuar con medicamentos. La hierba puede aumentar los niveles de estrógeno, lo que puede hacerla dañina para las personas con afecciones sensibles a las hormonas. Debido a estos riesgos potenciales, se recomienda que consulte con su proveedor de atención médica antes de consumir suplementos de anís. Se vende en muchas tiendas de alimentos naturales y en línea. La especia se puede encontrar en muchos alimentos diferentes, incluidos platos asiáticos y de Oriente Medio.

Estamos aquí para ayudarte en tu camino de aprendizaje, haz clic aquí “Ajo – La Joya Culinaria Que Puede Mejorar Tu Salud”

Deja un comentario

Scroll al inicio