«Herpes Genital – Infección Por Transmisión Sexual Como Se Contagia»

Herpes genital

Herpes genital: síntomas y tratamiento

El herpes genital se encuentra en la lista de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes estiman que son millones de personas que viven con esta enfermedad. Esta ETS es causada por el virus del herpes simple y se contagia al tener relaciones sexuales con alguien infectado. Aquí te cuento todo lo que debes saber de la infección, síntomas y tratamiento. 

¿Qué es el herpes genital?  

Causado por dos tipos de virus de herpes simple, (VHS-1) comúnmente conocido por ser el causante de las ¨fuegos labiales¨ o llagas que producen molestias en la boca, y el (VHS-2) que se contagia solo mediante las relaciones sexuales, aunque el tipo 1 igualmente puede transmitirse mediante el sexo oral. El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que afecta la vida normal de muchas personas en el mundo cuando se contagian, principalmente por las molestias o síntomas que aparecen.

Con la aparición del herpes genital inicia un ciclo de infección que origina en la zona afectada llagas, dolor y picazón, esto cuando el virus se mantiene activo en el cuerpo, ya que, el herpes genital no tiene cura total. Los brotes son muy comunes durante los primeros años de contagio, aunque se debe aclarar que muchas personas pueden estar infectadas y no presentar ningún síntoma visible. 

¿Cómo se contagia el herpes genital?

El herpes genital se transmite principalmente por medio de relaciones sexuales, ya sea, vaginales, orales o anales, solo basta estar en contacto directo de saliva, llaga de herpes o secreción genital de la persona portadora de la infección. Recuerde que no necesariamente la infección será visible, pues, existen casos donde el infectado no este enterado de su condición. 

En el caso del herpes tipo 1 o herpes bucal, puede contagiarse si tiene contacto piel con piel con la infección así no se vea a simple vista. ¿Cuándo no se puede contagiar con herpes genital? La ETS no le afectará en situaciones normales como el sentarse en un inodoro, el nadar en una piscina, al utilizar una toalla o jabón. 

Síntomas del herpes genital 

Aunque parezca algo poco posible sobre las ETS, es que muchas pueden pasar desapercibidas por los infectados y personas cercanas a estos ¿Por qué? Simple, la infección por herpes genital en algunos casos no presenta síntomas o son muy leves. 

Se conoce que el virus del herpes genital tiene un periodo de incubación como la mayoría de otros virus, por lo tanto, desde el momento que la persona se contagia mediante la relación sexual puede pasar de dos días, hasta una semana para manifestar malestar general, fiebre y dolor o picazón en la zona intima. 

Cuando se encuentra en su estado más activo, los hombres pueden sentir molestias especificas en glúteos, muslos, ano, boca, pene, escroto y la uretra. Mientras que en el caso de las mujeres la infección además ataca la zona vaginal, boca, glúteos y cuello del útero. 

En general, los síntomas del herpes genital más frecuentes son: 

  • Dolor, picazón que produce sensibilidad en la zona. 
  • Ampollas blancas o protuberancias rojas
  • Úlceras como consecuencia de las ampollas que se rompen, esto genera dolor al orinar. 
  • Costras cuando las úlceras comienzan a cicatrizar 

Es importante destacar que contagiarse con herpes genital tiene consecuencias, especialmente la que es una ETS que siempre estará en tu organismo, por lo cual, luego de superada la primera etapa de la infección o también llamado el primer año, los síntomas suelen desaparecer o ser más leves con cada rebrote. 

Igualmente, la persona contagiada con el virus de herpes genital puede ser más propensa a contraer otras enfermedades de transmisión sexual si no tiene el cuidado necesario en sus relaciones. 

Factores de riesgo 

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que, aunque no tiene cura definitiva, si puede mantenerse bajo perfil, incluso con precauciones puede disminuir la intensidad o duración de los rebrotes. 

Pero, existen factores de riesgo a considerar, como el de que las mujeres suelen tener más probabilidades de sufrir un contagio o que las personas con múltiples parejas sexuales están el doble de expuestas a esta enfermedad. 

Por otro lado, las mujeres embarazadas que son portadoras del virus, deben tener cuidado y dar aviso a su médico, ya que, si al momento del parto el virus se encuentra activo podría contagiar al recién nacido poniendo en riesgo la salud del mismo. 

Herpes genital tratamiento 

El herpes genital debe ser tratado inmediatamente luego de su descubrimiento, es el especialista quien por medio de un chequeo debe determinar si padeces de la enfermedad. Si el virus está en su etapa activa solo bastará con revisar si existen llagas o úlceras, pero, si, por el contrario, no se presenta síntomas visibles con un análisis de sangre se puede diagnosticar la ETS. 

Para apaciguar los síntomas del herpes genital el tratamiento debe basarse en antivirales orales, tanto para la persona afectada, como para la pareja sexual de la misma si esta mantiene una relación monógama. 

En el caso de las mujeres embarazadas que presenten el virus activo en el embarazo, el tratamiento deberá realizarse antes del parto para prevenir posibles complicaciones o contagio del bebé. 

Mantener una buena higiene de la zona intima, también el mantenerla seca en caso de presentar llagas o el uso del preservativo, son acciones sencillas que puede hacer la persona afectada para reducir el impacto del virus en su vida diaria. Además, durante la primera etapa de la infección los analgésicos serán de gran ayuda para aliviar el malestar general. 

Deja un comentario

Scroll al inicio